Tengo sueño y no se me ocurre algo interesante que pudiera escribir.

¿Hace frío o soy yo?
Son las 9:16 de la noche.
La casa está en silencio.
Sentada frente al escritorio no sé que está mas blanco, mi mente o la página vacía que miro en el monitor.

La sala esta iluminada unicamente por las luces multicolores del arbolito de navidad. El gato recostado debajo del arbol, sobre el manto navideño se acicala el pelo.
Me pregunto, ¿qué puedo decir esta noche que sea interesante?

Quisiera poder articular de una manera clara, sencilla, fluída tantas cosas que siento, que me doy cuenta que son tantas que termino por no articular nada. Que se hagan bolas en el fondo de mi alma, que se sigan remojando en mi pensamiento, que las siga absorbiendo sin poder decir nada. Me tienen amordazada.

Estoy atónita de mi propia vida.

Me limito a callar y seguir funcionando. Asimilando.

Ya llegará la claridad, ya podré describir poco a poco lo que ocurría en esos días en que no podía escribir nada.

Por hoy hasta aquí mi reporte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s