Hoy hice una grata caminata. La tarde estaba fría pero muy agradable.

El cielo pintaba mil colores. Imposible ignorar los tonos de rosa, naranja, amarillo, gris, azul que desde arriba parecían llamarme.

Me detuve a admirar aquella belleza.

Noté como las nubes aparentemente quietas, en realidad se desplazaban lentamente y poco a poco cambiaban de lugar y de forma.

Como ellas, seguí avanzando.

Hasta desaparecer.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s