Día 34. Antes de volver a la oficina

Hoy que terminaron mis vacaciones y antes de volver a la oficina,

me aseguré de…

disfrutar mi casa

despertar tarde y desayunar con calma,

salir a pasear con mis dos hijos,  besarlos, y abrazarlos,

cocinar para ellos y luego sentirme la quinta maravilla después de haberles preparado una crema de brócoli y una pasta a la bolognesa que casi limpian las cazuelas,

mirar embelesada como se quieren y se procuran y luego al rato ya no tanto,

brincar con él y conversar con ella…

 

Bendito descanso,

con estas imágenes de hoy

hasta la gripa que me cargo se me andaba olvidando.