A veces me gusta fantasear que tengo otra vida.

Que soy otra persona, me dedico a otra cosa, tengo otra familia.

Podría ser la mesera de un restaurante de comida tailandesa, la cajera del banco, el hombre que vende periódicos en la calle.

Los observo y me pongo a imaginar si esa persona tiene hijos como yo, ¿qué pasatiempos podría tener?, ¿a dónde va los fines de semana cuando no está trabajando?, ¿como serán sus amigos? ¿qué le pondrá feliz o triste? ¿seremos tan diferentes?

A veces, veo a esas personas y consigo imaginarme muchas cosas. Otras veces, no consigo nada y me doy cuenta que son un enigma para mí.

Si pudiera tener un super poder seguro escogería ser invisible a voluntad, entonces podría escaparme un rato de mi propia vida y me iría a fisgonear la vida de alguien más.

Seguro me daría cuenta que todas las vidas son ricas en detalles interesantes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s