IMG_0206

Hace varios días terminé de leer el libro Un Jardín en Badalpur escrito por Kenizé Mourad. Al parecer la segunda parte de otra historia, una novela originalmente escrita en francés cuya primer edición data de 1998.

Es la historia de Zahr una niña que nació en Francia, hija de una princesa sultana turca y de un rajá indio pero que por motivos misteriosos al morir su madre termina abandonada en un orfanatorio. El tema central al menos en las dos primeras partes de la historia se desarrolla alrededor de la búsqueda de la protagonista por encontrar sus raíces y su familia verdadera para sentirse amada.

La historia esta divida en tres partes. La primera parte nos narra la soledad que vive en su niñez al ser adoptada primero por una adinerada familia suiza y después por una familia francesa de clase media. En ninguna de estas familias logra encontrar un sentido de pertenencia sino que al contrario, hacen mas  latente su falta de amor y de conexión familiar.  Estudia en un estricto colegio católico en París pero sus rasgos físicos orientales hacen que todos sus compañeras la vean como la extranjera por lo que siente constantemente que no encaja en esa sociedad.

Esta parte fue la que más disfruté, es muy conmovedora.

La segunda parte empieza desde que ella cumple 18 años y decide emanciparse de la segunda familia que le adoptó y cómo es empezar a vivir de forma totalmente independiente en París de los años 60s.

Después de un breve y fallido matrimonio y de pertenecer a un grupo de jóvenes trostkistas decide ir en búsqueda de su familia a la India. Es así como a sus 20 años conoce por fin a su padre, el rajá de Badalpur, India. En esta parte  Zahr se encuentra dividida entre dos mundos, por una parte el anhelo por conquistar el amor de su padre la lleva a aceptar vivir en un mundo donde debe aceptar de forma sumisa una serie de costumbres y creencias que rigen en su familia india de religión musulmana, aún y cuando esto va en contra de todo lo que ella cree y conocía hasta ese momento. Cuando parece que decide aceptarlo todo por conservar el amor de su padre y por adaptarse a su nueva familia surge un problema tan grave entre Zahr y su padre que los obliga a separarse de nuevo por casi veinte años.

Esto parecería el climax de la historia. Desafortunadamente la tercera parte para mi fue una gran decepción.  En lo que pretende ser el desenlace, la autora hace un salto de tiempo totalmente inesperado donde a la muerte del padre de Zahr ella lucha por conservar como herencia un pequeño Jardin en Badalpur, lugar favorito de su madre. Ella se tiene que enfrentar a las convenciones sociales que rigen en ese momento y que impiden que una mujer pueda heredar. A partir de aquí la historia termina convirtiéndose en una leccion de historia de la India, y en una defensa de la religión musulmana donde la autora hace saltos de tiempo para explicar una y otra cosa y la verdad, queriendo darle sentido al título de la novela termina siendo un desastre. Las últimas páginas estuve a punto de saltarmelas, el final totalmente inverosímil casi como de fantasía.

Como experiencia personal, lo único que rescataría sería todo lo que aprendí de historia, las costumbres y la cultura que se vive actualmente en la India ademas de las divisiones de castas y religiones que aún permean en toda esa parte del mundo. Todo eso se me hizo interesante.

Retomando eso recomendaría este libro a personas que les interese aprender estas cuestiones culturales. Como una obra literaria deja mucho que desear.

De 1 a 5 estrellitas, le doy 3.

:/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s