dolores

Vuelves a mi vida pero solo para despedirte.

Para recordarme todo lo que viví al compás de tus letras y melodías.

Escuchar de nuevo tu voz como lo he hecho todo el día me remonta a esos años en que salió tu primer disco como salí yo a la vida adulta lleno de notas de amor y esperanza.

Fueron muchas tardes en la barra del Sotano Suizo tomando cerveza mientras te escuchaba Dolores.

Si tuviese que armar mi soundtrack tu tendrías que estar ahí.

Desde Everybody else is doing it So Why can´t we? hasta Bury the hatchet, casi 10 años en que tu voz me acompaño a vivir infinidad de momentos.

De tu primer disco Linger, Pretty y Dreams, mis favoritas de siempre…. cristalinas, llenas de dudas, optimismo, esperanza, ¿realmente hablabas sobre la idealización del amor o era yo que eso vivía y me  proyectaba en tu música?

Del siguiente Ode to my family, Empty, siempre me hizo sentir cierta nostalgia por mi propia familia. Y ni que decir de Zombie poderosa, llena de energía, como lo eramos en ese tiempo.  Yo tenia 24 años, tu 22.

Tu voz y tu presencia siempre fueron para mi modelo de fuerza y de libertad, pero también un recordatorio de dulzura, fragilidad y amor.

Sería muy largo definir todo lo que cada canción me evoca ahora. Con el tiempo tu letras se fueron haciendo mas rebeldes, menos dulces, más complejas, seguramente como tú y como yo, como todas las mujeres.

Agradezco a la vida por todo tu talento.

¡Adiós Dolores O’Riordan!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s