¿Qué tanto te permites expresar tus sentimientos? ¿Cada cuanto te permites caminar descalza? ¿Conoces el olor de tu cuerpo? ¿Y el de tu pareja? ¿Qué tanto coges y que tango haces el amor? ¿Te permites gemir, gritar, morder, arañar, aullar cuando lo haces? ¿Alguna vez has corrido desnuda al aire libre? ¿Conoces el olor del campo o del mar? ¿Recuerdas el sabor del lodo o del agua de la lluvia? ¿Qué tanto saboreas la comida con las manos? ¿Has dormido completamente desnuda? ¿Conoces tu desnudez, te sientes cómoda con ella?

¿Qué tanto escondes tu naturaleza salvaje y qué tanto muestras solo tu lado domesticado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s