Estuve a punto de no ir a correr hoy.

A las 5:30 que sonó el despertador traté de salir de las cobijas pero hacía mucho frío. Inmediatamente me volví a tapar muy bien y a hacerme bolita en la cama.

-¿Y si no voy a correr?
-Pero hoy según el plan de entrenamiento tocan 16 kms…
-¿16? No mames, son un chorro… Se suponía que iba a empezar a las 6, ¿A qué horas los voy a terminar?
-La pregunta es ¿A qué horas vas a empezar?
-No quiero ir.
-No vayas.
-Tengo que ir.
-¿Qué esperas?
-…………
-Ya se hizo tarde, en correr 16 kms me tardo más de hora y media.
-Haz lo que quieras. Pero aún si vas y corres 10 ó 5 kms eso será mucho mejor que no correr nada.

(Disculpen…. Conversaciones con mi conciencia)

Con el celular en la mano decidí esperar a que amaneciera. Cerré los ojos y cada 10 o 15 minutos los volvía a abrir mirando hacia la ventana.

Eran las 6:25 cuando pensé que aquella modorra había sido suficiente. Me levanté y rápidamente me preparé para salir de casa.

¡Qué bonita sorpresa me esperaba en el parque! Apenas llegué vi a mis amigas Veronica y Claudia que estaban calentando para empezar. Ignoraba que ahí estarían.

Después de abrazarnos empezamos a conversar y a correr. Si bien es cierto que a Verónica la veo cada domingo en el grupo de Corriendo por los cerros, estar solamente las tres me hizo recordar otras ocasiones en que salíamos juntas.

Al final solamente corrí 10 kilómetros pero los disfruté tanto que me puse a pensar el porqué se me había hecho tan difícil tomar la decisión de salir a correr. La respuesta obvia fue la compañía, eso había hecho toda la diferencia. Para mí nunca ha sido un impedimento hacer las cosas sola ¿porqué ahora sí? Aún no lo sé. Lo que si sé es que el hecho de verlas, abrazarlas, de conversar con ellas, y de tomarnos la foto al final como lo hacíamos antes me dio una inyección de motivación y energía.

Durante la semana suelo hacer la mayoría de las cosas de mi día a día sola, y está bien, pero no puedo dejar de reconocer que soy una persona que disfruta enormemente la compañía . Una sonrisa, un abrazo, el conversar aunque sea un momento con personas queridas, eso hizo hoy para mí toda la diferencia.

27332113_10157094321544056_703789522378291609_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s