Dice la aguardientosa y melancólica voz de Chavela Vargas “Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amo la vida”… para mí, esos lugares simples son mis cerritos… que si bien no son míos mientras corro en ellos son parte de mí… como el sol mirando desde arriba, el viento en mi cara, la tierra debajo de mis pies.

Hoy como todos los domingos volví. Cumplí con mi cita conmigo, me regalé de nuevo un amanecer en carretera, mientras tomaba café, rumbo a algo que espero toda la semana: correr allá en los cerros, lejos de las calles, las prisas, las cosas que hacer, los problemas, las preocupaciones.

Me fui y corrí y corrí y corrí sin prestar atención al tiempo, disfrutando unicamente el momento. Ahí era donde yo debía estar y estuve completita. Escuchando mi respiración, sintiendo el sudor en mi cuerpo y agradeciendo la fuerza de mis piernas.

Hoy me siento muy contenta y satisfecha porque la ruta que hice la semana pasada que se me hizo horriblemente difícil hoy ya no lo fue tanto. La ruta, obviamente no ha cambiado, la que cambio en una semana fui yo.

He vuelto a disfrutar plenamente de las simples cosas.

Muchas gracias a todos mis compañeros de camino, verlos y compartir con ustedes estos momentos es parte de esta motivación. Gracias por las risas previas y la convivencia al final, hacen de las simples cosas todo un evento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s