Aquellos que son felices,

que viven plenamente,

son los que van mas allá de mirar el firmamento para pedir un deseo,

se atreven a arrancarle al cielo las estrellas,

iluminando así su vida y la de todos los que les rodean.

Muchas gracias.