Correr en el cerro me llena de energía, limpia mis pulmones y aclara mi mente. Regresar ahí cada fin de semana es mi refugio, MI momento.

Si, también es cansado. Hoy particularmente que corrí 30 kms subiendo y bajando la temible Meseta lo fue. Pero además de la gloriosa vista que se tiene en la cima lo más increíble es poder hacerlo. Estar ahí, haber llegado por tu propio pie y por tu propio pie regresar hasta el mismo lugar de partida.

Hubo muchos momentos en que el recorrido lo hice sola, aproveché para recordarme que si estoy ahí es porque puedo aun cuando hace años nunca lo hubiera imaginado ni siquiera en mis mas descabellados sueños. Y si puedo hacer eso puedo hacer muchas otras cosas mas, cosas que quizás aun tampoco imagino. Solo es cosa de tener la mente abierta y un espíritu libre dispuesto a volar.

IMG_0541

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s