Quedate aquí adentro, no te apartes.

Déjame disfrutarte un rato mas , así, en un abrazo eterno.

Haz de mi sexo cálido y abierto tu guarida.

El lugar húmedo y profundo donde se encuentran, mueren y renacen todos nuestros deseos.

Donde tu carne y la mía navegan en un vaivén de olas furiosas que ahora son un mar en calma.

Deja que hablen nuestros agitados corazones ¿los escuchas?

No te vayas aún, quedate aquí adentro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s