1. Escribir no es una tarea sencilla.
    Requiere mucho más tiempo y esfuerzo que correr. Muchas veces he pensado que si correr me toma un promedio de media hora diaria, tan solo mis textos más sencillos, los menos elaborados los que ni a mi me gustan ese tiempo me ha llevado hacerlos. De ahí para arriba. Escribir es una tarea que primero implica pensar, trabajar en la mente una idea hasta tenerla clara, organizar un montón de pensamientos y después sentarse a escribir. Leer y corregir, volver a redactar y así, una y otra vez. No es sencillo y consume mucho tiempo. Francamente no siempre reviso ni corrijo como debiera.
  2. Tengo que organizarme. 
    A veces me debato entre correr y escribir, como si fueran dos tareas antagonicas o como si una se interpusiera con la otra. Cuando no he escrito nada y apenas tengo una idea de lo que voy a hacer y tengo que ir a correr me debato entre hacer una cosa y la otra. Quizás por eso no hay muchos corredores que escriban o escritores que corran, pero luego me acuerdo de mi adorado Murakami y se me pasa, sí se puede. Claro que su único trabajo es escribir y no tiene hijos, pero bueno, el problema conmigo es que como tengo muchas actividades tengo que organizarme. Escribir en cuanto me despierto muy temprano en la mañana o durante el dia ir tomando notas de lo que me inspira, necesito ser mas eficiente.
  3. La poesía no se me da
    He intentado algunas veces pero siento que sale muy forzada. Sin embargo es algo que pienso seguir explorando.
  4. El sexo y los textos eróticos me encantan.
    No necesito explicar más, ¿o si?
  5. Soy muy aferrada.
    En ningún momento, de ningún día me ha pasado por la cabeza no escribir. Esto me sorprende mucho. Con el reto de correr a diario a veces sí renegaba, con el reto de dejar el azúcar hubo algunas “licencias”, ¿será que siga con este sin tropiezos?
  6. Escribir de cine y de teatro es fascinante.
    Llevo varias reseñas pero quiero aprender a hacerlas cada día mejor. Ver una obra de teatro o de cine sabiendo de antemano que voy a escribir de mi experiencia me obliga a poner mas atención, a ser mas sensible a lo que veo, a abrir mucho mas mí percepción y claro esto lo enriquece todo.
  7. Pongo más atención.
    Desde que empecé con este reto en general pongo mucha más atención a todo lo que me pasa o pasa a mi alrededor. La vida es un montón de cosas que vivimos en un solo día sólo que a veces no estamos atentos a todo lo que hay, dentro y fuera de nosotros. Es realmente impresionante.
  8. Mi reto es algo muy personal. 
    Decidir de qué voy a escribir es algo que tiene que surgir de mí. Ya me han sugerido varias veces temas o cosas de las cuales “sería bueno que escribiera” pero si no es algo con lo que yo me pueda relacionar, simplemente no me funciona.
  9. Se me complica escribir en 3ra. persona.
    Quizás es por el mismo punto anterior, tiendo a escribir de mis propias experiencias y alejarme de ellas me cuesta mucho trabajo. Sin embargo estoy totalmente convencida que necesito seguir practicando y explorar otras maneras de contar las cosas, solo asi mi practica se perfeccionará aún más.
  10. Cuando leo analizo mucho más la estructura de los textos.
    Cada frase, cada oración, cada diálogo, cada texto de cada libro es una clase de literatura.
  11. El mejor momento para escribir….
    Es cuando estoy sola, en silencio. No hay música, ni televisión, ni teléfono ni ruido. Por eso termino haciendolo hasta el final de mi día. 

    Espero cuando haya cumplido 200 días descubrir muchas más cosas nuevas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s