Día 121. Breve

IMG_0944

Religiosamente, como cada domingo, regreso a ese lugar.

Aquel en el que sólo, brevemente, existo.

Mi cuerpo fluye, mi mente divaga.

Mis ojos y pulmones desbordan del aire diáfano de la mañana.

Soy apenas algo perceptible, estoy de paso.

Un punto en el paisaje.

Cargando a cuestas una vida que se reduce a un andar apresurado.

Un suspiro del viento.

Un rumor por las veredas

que así como llegó desaparece.