Día 146. Los muertos, ellos sólo se van

 

Todo transcurrió en el mes de marzo, de un año glorioso y triste a la vez.

A través de mí la vida se manifestaba. Fluía por mis venas, habitaba mi cuerpo, era dueña de mi sentir. Metamorfosis frente al espejo, fuerza y poder mas allá de mi.

Mi alegría no era suficiente. En aquellos momentos no era siquiera importante. Sus ojos cada vez mas tristes, su rostro mas impasible, su espíritu y su cuerpo cada día mas débiles. La vida que a mí me acompañaba se alejaba más y más de él. Cuando me encontraba sola, el miedo y la impotencia me hacían temblar, sin embargo aquella energía me daba fuerza para regresar a su lado, para tomarle de nuevo la mano, para sonreír a pesar de mis temores. Triste darme cuenta que la luz que salía de mis ojos, aunque poderosa, no era suficiente para iluminarle a él. Para contagiarle aunque sea poquita de la dicha que a mí me inundaba.

Desesperanza.

Las lágrimas que evitaba derramar ante sus ojos terminaron secándose por dentro dando paso a la certeza.

Hasta que una noche ambos descansamos. El lo hacía en una fría sala de hospital, yo cobijada a la sombra de la pena, vencida por la impotencia.

Yo dormía en un sueño reparador, él en el sueño mas profundo y definitivo, extinguiendo su luz para siempre.

Mientras dormíamos nos dijimos adiós sin saberlo.

La vida dormía en mi vientre,  la muerte dormía con él.

Decidió irse.

La muerte está presente a donde sea que la vida va. No la vemos, hasta que vemos a alguien muy querido partir.

La muerte solamente duele a los que siguen vivos.

Los muertos, ellos sólo se van.

Día 145. Reseña de la película Nunca estarás a salvo

Protagonizada por Joaquin Phoenix y dirigida por Lynne Ramsay Nunca estarás a salvo (You were never really here) es una película muy especial.

Cuando empezó todo se veía sórdido y alucinante, como piezas desordenadas de un rompecabezas que en un inicio no se comprende. Trata de un veterano de guerra bastante trastornado y violento que se ha convertido en un matón a sueldo. Vive con su madre quien padece ya los efectos de la senectud a quien en contraste cuida cariñosamente. A medida que avanza la película te das cuenta que el sórdido es él y que todo ese desorden está en su cabeza. Que su mundo oscila entre los traumas de su niñez y el  haber padecido una guerra, (posiblemente la del Golfo Persico) recuerdos que se confunden con una realidad solitaria y su fantasía recurrente o Dead Wish por quitarse la vida que raya por momentos en la locura.

Le encomiendan buscar a la adolescente hija de un senador que aparentemente fue secuestrada con el especial encargo de ser cruel con sus captores una vez que de con ellos y a partir de este punto la película se convierte en una búsqueda vertiginosa y dramática por dar con ellos. A pesar de que la violencia no es explicita sí es muy cruda. La triste realidad de las perversiones que te muestra es sumamente impactante y dolorosa pero al final el viaje que emprende este hombre quizás sin proponérselo es el de su propia sanación a través de la salvación del otro sin caer en el sentimentalismo barato o en la cursilería.

Una película que hace un guiño a aquella de El profesional con una muy jovencita Natalie Portman y Jean Reno, pero que a un lado de ésta resulta casi un cuento de hadas.  Llevada al extremo en todos los sentidos. Mucho mas bizarra, fría  y oscura pero que a pesar de ello da matices hermosos al explorar una gama mucho mas amplia de  sentimientos. La dirección excelente. Con solo la música incidental justa, crea la tension necesaria para poner atención en lo único importante. Phoenix excelente con su actuación. Tiene una escena bellísima en la que muestra como un hombre desecho puede tocar lo mas profundo de la oscuridad de su alma solo para decirle sí de nuevo a la vida.

Se las recomiendo ampliamente. No es una película sencilla ni convencional, pero sí me parecio muy interesante y a su modo bella. Le doy 4 estrellitas.

Día 144. Vida de… ¿princesa?

Me sorprende mucho cómo en pleno siglo XXI aún hay mujeres que se creen los cuentos de hadas. Que admiran la vida de lujo y comodidad que la poca “realeza” que queda en el planeta puede ofrecer a un puñado de humanos.

Todo esto viene a colación a raiz de la reciente boda real entre el principe Harry (sexto en la linea de sucesion al trono de la realeza britanica) y Meghan Markle una actriz estadounidense de ascendencia afroamericana, divorciada y “plebeya”.

Y no es que a mí me guste seguir ese tipo de noticias ni eventos, pero con esas particularidades la chica se hizo muy famosa y empezó a circular en las redes sociales imágenes y videos donde se demostraba que además de bella es una mujer inteligente, independiente y con fuertes ideas y activismo en pro de la equidad entre hombres y mujeres.

 

Este es un inspirador discurso que presentó ante la ONU acerca de una niña que vio los prejuicios que mucha gente no alcanza a ver en toda su vida e hizo algo para cambiar las cosas, muestra a una persona con mucha audacia, iniciativa y valentía.

Después vino la boda real, un evento social televisado a nivel mundial, visto por millones de personas, principalmente mujeres. El joven y apuesto príncipe, el larguísimo vestido de la novia, la corte nupcial, la reina, los invitados, la realización del cuento de la chica que sueña con un príncipe y al final termina casándose con él.

Y yo no estaría escribiendo de esto a no ser porque después vi otro video acerca de las 10 cosas a las que Meghan Markle tuvo que renunciar para convertirse en esposa del príncipe. La lista me dejó helada, entre lo que mas me sorprendió estaba su libertad para decidir cómo vestir, su profesión e independencia económica producto de su actividad empresarial, su nombre, su voz política, su religión y hasta a su mascota.

Lo primero que pensé fue “Entonces, ¿qué le va a quedar de su vida?” Si te quitan tu nombre, las actividades que disfrutas, tus gustos y preferencias… ¿qué eres?” Para mí, estas cosas no son menores y táchenme de fría y egoísta pero yo no renunciaría a ninguna y menos por amor, para mí el amor es libertad.

Por supuesto que la mayoría de las personas lo ven como algo natural y totalmente justificable porque, estamos hablando de la “R E A L E Z A” y de un acto “voluntario” de amor, y como decían los memes que circularon en las redes sociales “la mujer no tendrá que lavar un plato en su vida!”

O sea, ¿De verdad mujeres? ¿Es neta? Por una vida de comodidades y lujos, por un título nobiliario ¿dejarían de ser quienes son? ¿Eso vale su persona, su libertad y su independencia? ¿Es neta? No dejo de sorprenderme.

Yo me pregunto, ¿Desde cuando amar implica dejar tu nombre a un lado, tus convicciones y tus gustos?  No les parece que ya tiene muchísimo la lucha feminista como para estos sucesos? ¿Acaso no se ha logrado nada? Si esto sucede en primer mundo, ¿qué podemos esperar en otros lugares? ¿Se trata de amor o se trata de posición económica y social? O ¿de qué se trata esto?

En fin, aunque yo no comulgo con todas estas ideas, respeto su decisión. El feminismo defiende este derecho, el de toda mujer a decidir que ser y hacer, solo deseo que ese amor y esa decisión pueda de alguna forma conciliarse con las ideas de aquella niña que tenía aspiraciones por un mundo mucho más igualitario entre hombres y mujeres. La historia nos lo dirá.

 

 

Día 143. Reseña del espectáculo Ballenas

ballenas

Invitada de nuevo por la Escuela de Espectadores de Teatro el pasado domingo 29 de abril asistí a este espectáculo audiovisual con toda mi familia. Estaba un poco nerviosa porque mi niño pequeño aún no tiene la edad que en el volante indicaban que era la necesaria para poder apreciarlo, así que iba preparada a que si lloraba o se ponía inquieto tendría que abandonar la sala para dejar a los demas disfrutar de la función.

Pero afortunadamente no fue a si, mi niño, estuvo atento durante toda su presentación y lo disfrutó muchísimo.

Y cómo no iba a ser así, si todo lo que vimos fue maravilloso. El teatro estaba repleto de familias con niños y todos quedamos cautivados desde que empezó. Algunos pensaban que era una función especial por la conmemoración del día del niño y otros asistían como parte de los festejos del día de la danza, al final es un montaje que celebra perfectamente ambos eventos. El espectáculo principalmente es una serie de coreografías con el tema del mar y las ballenas que se complementa de manera genial con una serie de proyecciones luminosas, imágenes en tercera dimensión, música y sonido. Inicia con el sonido de las olas y poco a poco te conduce a imaginar las profundidades del mar. La coreografia de los bailarines y sus atuendos semejaban las creaturas que de colores fluorescentes se movían al vaivén del agua, bañados por los rayos del sol que penetran hasta el fondo del mar. Después de un rato de observarlos en silencio todos los espectadores, pero sobre todo los niños se asombraron al percibir que de la pantalla del fondo, además de imágenes multicolores unas brillantes y enormes burbujas de luz salían y se dirigian hacia el público, algo quizás no nuevo pero si muy original en una función de danza, era como la sensación de ver magia. El efecto 3D de la proyección brillaba y se movía tomando forma de burbujas de agua, ballenas y peces maravillaban a todos los ahí presentes. La danza y las imágenes se unían para contarnos la historia de las ballenas que viven libres y majestuosas en su habitat y que después sufren de la caza indiscriminada en manos del hombre pero que a pesar de todo siguen brillando todas y cada una como brillan las estrellas en el cielo.

Toda la experiencia es como un cuento mágico donde cada elemento, música, movimiento corporal, luces y animaciones tiene parte fundamental.

Mi hija ha estudiado danza contemporánea por varios años también quedo maravillada de la estupenda ejecución y la coreografía de los bailarines. Si bien en algunos momentos mi atención se enfocaba en observar y disfrutar de las imágenes que se nos presentaban tambien hubo varias partes donde a pesar de todo lo que se movia y brillaba alrededor la danza tomaba el protagonismo de la historia que se nos iba contando.

En general un espectáculo audiovisual muy original, excelentemente bien ejecutado en todos los niveles. Me alegró muchisimo ver niños de todas las edades atentos, divertidos, disfrutarlo tanto y que al final participaran con las dinámicas que los bailarines de la compañía Péndulo Cero realizaron para motivarlos al movimiento y a la danza. Fue una muy bonita experiencia que superó muchísimo mis expectativas.

Ojalá se vuelva a presentar algún día, si no la misma, otras producciones similares.  Muchas gracias por la invitación.

Día 142. Reseña de la película Sueño en otro idioma

 

Anoche tuve oportunidad de disfrutar de Sueño en otro idioma dirigida por Ernesto Contreras con guión de su hermano Carlos Contreras una película mexicana que me pareció excelente en todos los aspectos, temática, guión, realización y actuaciones.

Es la historia de Martin un lingüista que trabaja en la investigación y reconstrucción de la lengua zikril que está a punto de extinguirse ya que solamente la hablan 3 habitantes de edad muy avanzada en un poblado en el corazón de la selva veracruzana.
Para realizar este trabajo Martin se traslada a este lugar. A los pocos días de llegar, fallece Jacinta uno de estos tres habitantes y es entonces que se ve obligado a continuar con su investigación con los dos restantes que son Evaristo e Isauro, este ya muy enfermo. El problema radica en que estos hombres a pesar de que en su juventud fueron grandes amigos,  tienen como 50 años distanciados por una rivalidad  que aparentemente surgió entre ellos cuando ambos se enamoraron de María, quien terminó casándose con Evaristo.

La cinematografía de la película es impresionante. Principalmente las escenas donde los protagonistas eran jóvenes ya que logran trasmitir el dolor y la belleza de la nostalgia que reviven cada vez que recuerdan aquellos momentos de su juventud y  los sentimientos tan fuertes que terminaron por separarlos. De una tristeza muy especial, por el tiempo que se fue, por el amor que a veces dejamos ir. La selva retratada en toda su majestuosidad es un excelente lugar para contarnos esta bella y a la vez triste historia. Aquí no hay finales felices pero si esperanza.

Personalmente me pareció hermosa la idea de la muerte como la retratan en la película. Que pudiéramos morir e irnos con los nuestros, con aquellos que nos esperan y vivir en comunión con la naturaleza, eternamente, en el amor.

Ese es el mensaje que al final me dejo esta película, que no importan las circunstancias ni la distancia ni el tiempo, nunca es tarde para amar. A pesar de todo, incluso a pesar de la muerte.

Se las recomiendo muchísimo. Actualmente esta en cartelera pero no creo que sea por mucho tiempo. Las buenas películas les dan muy pocas salas y horarios muy desatinados. Pero de verdad no vayan a ver otra cosa antes de ver esta película. Necesitamos mas cine que nos haga reflexionar de esta manera, que nos mueva, que nos toque así.

Le doy 5 estrellitas, de lo mejor que he visto este año, a un ladito de La Forma del Agua.