IMG_1785

El viernes pasado por invitación del grupo Escuela de Espectadores de Teatro al cual me siento muy honrada de pertenecer este año, tuve la fortuna de asistir a la obra de teatro “Kiwi” montada por la compañía Tijuana Hace Teatro en Teatro Las Tablas y que trata acerca de los niños en situación de calle y de todo lo que tienen que hacer para sobrevivir en una gran urbe que los margina donde lo mas importante es la próxima realización de un evento mundial como son los juegos olímpicos. Con las muy gratas actuaciones de Nadia Lopez y Luis Calva interpretando a  Kiwi y Litchi respectivamente, niños que para olvidar el mundo que dejaban atras al ser abandonados eligen un nuevo nombre que puede ser una fruta o un vegetal.  Esta es una obra que innegablemente me llevó a traves de presenciar situaciones tan tristes y duras como son el abandono, la marginación, el hambre, la delincuencia, la prostitución y la drogadicción, a reflexionar mucho mas acerca de esta problematica que lamentablemente existe en la mayoría de las grandes ciudades de nuestro planeta. Los dos actores protagonistas entregan una actuación muy fresca y sencilla, bastante efectiva.

Con una creativa y muy original producción -como todas las puestas en escena de Tijuana Hace Teatro-  la obra esta llena de elementos que crean la atmosfera justa para llevarnos de la mano, en un sube y baja de emociones. Justo es el caso de una gran pizarra en el fondo del escenario donde poco a poco se van dibujando los sueños y dramas de nuestros protagonistas. De igual manera a lo largo de toda la obra no hay momento en que no interactuen con bultos representando las cargas emotivas que deben llevar, rodar, arrastrar y de las cuales suben y bajan constantemente. Realmente pude experimentar el agotamiento de vivir en la sozobra, de padecer el frío y el hambre de los protagonistas y es gracias a todos estos detalles muy bien logrados. Magnífica realización y dirección de Ramón Verdugo.

No puedo dejar de mencionar a mi juicio el elemento mas destacable sin el cual el resultado definitivamente no sería el mismo, este fue la original sonorización a cargo de Luis F. Gallego que a través de percusiones con sencillos objetos marca el ritmo y la tensión de cada línea de diálogo en toda la obra.

En general la obra es muy conmovedora, tiene un lenguaje muy bonito, muy poético, realmente lo viví todo, la ilusión, la esperanza, la inocencia, la ternura, hasta la desolación, la tristeza, la furia y el dolor de dos niños que soñaban con volar como los patos blancos que veían en el cielo, ajenos al mundo cruel en el que vivían.

Fue un gran privilegio haber asistido a este fin de temporada. ¡Muchas gracias!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s