……mexicano, mexicana, mexicano, mexicana, mexicano, mexicana…..

Ay ay ay ay…. canta y no llores…..

                        porque cantando se alegran cielito lindo los corazones.

 

43114674_10157726968094256_1624102167419813888_o

Como parte de las actividades que realiza el Festival de Octubre que se celebra en varias ciudades del estado organizado por el Instituto de Cultura de Baja California e invitada por la Escuela de Espectadores de Teatro a la cual pertenezco hoy tuve la oportunidad de  asistir a la obra Cielito Sweet presentada por Teatro en el Incendio y la compañía de danza Lux Boreal. Un brillante espectáculo unipersonal protagonizado por Briseida bajo la dirección de Gilberto Corrales que combina de manera magistral ambas artes, danza y teatro.

A pesar de que la obra tiene un inicio un poco confuso, poco a poco las ideas van tomando claridez y forma, hasta llegar a convertirse en toda una imagen desgarradora del país actual en el que vivimos. Una analogía entre lo que le acontece a una mujer ama de casa cuyos sueños se ven contrastados por una realidad distorsionada y violenta tal como ocurre en nuestro país donde desde hace muchos años vivimos una realidad sangrienta, surreal, trágica, siniestra.

La actuación de Briseida es realmente asombrosa. Posee muchísimas cualidades que la hacen brillar sobre el escenario. Asombrosa la manera que pasa de la gracia del ballet a la farsa, de la elegancia a la locura. Cada centímetro de su cuerpo en total congruencia con aquello que se quiere transmitir. Un papel demandante y muy completo que ejecuta a la perfección.

La escenografía muy sencilla, pocos elementos pero significativos. El uso de una proyección gigante para transmitir lo que debe ser bello pero que al final nunca resulta ser tal y como nuestra mente lo concibe.

43680944_863859974003046_8137450918258933760_n

La música y el baile recursos que se combinan para llevarnos de la mano de la gracia hasta el horror.

43878551_726222347744508_4046012939776294912_n

La distorsión de la belleza. La incongruencia del deber ser. La decepción. Las exigencias del cuerpo en nuestra sociedad. La mentira interna. El mundo de las apariencias. La locura en un pais donde cobijamos la muerte porque solo eso nos queda. Eso y cantar, cantar para no llorar.

Excelente trabajo, me encantó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s