67401803_2040804729560581_2347291530974199808_n
Fotografía de Manuel Ayala

Corrí mi 6to medio maratón de mi ciudad natal Tijuana, el día de ayer.

Este año cumplo 10 años corriendo. Fue en julio del 2012 que corrí aquí mi primer medio maratón. Desde entonces es probable que lleve más de una veintena en diferentes ciudades.

Haciendo memoria todo ha cambiado bastante desde aquella vez que cruce la meta por primera vez corriendo los 21k. En mi entorno todo ha cambiado. Ha cambiado la ciudad. Ha cambiado la organización de este evento. Ha cambiado la ruta. Ha crecido el numero de corredores, muchas caras nuevas pero también muchas ausencias. Mis compañeros de equipo también han cambiado. En Tijuana ha cambiado nuestra cultura deportiva.

¡Ayer hasta equipos de porras había! Por un momento casi me convencen de seguir la fiesta con ellos, se veían tan divertides. ¡Gracias por tantos ánimos!

En lo personal mi vida ha dado un giro tremendo también. De mis inicios para acá, mi familia cambió. Cambié de trabajo, cambié de domicilio. Han cambiado mis actividades, mis retos y también mis motivaciones al correr. Hace años, no había evento en que no deseara mejorar mi tiempo. Pero con la experiencia y el transcurrir de los años, lo que marca un cronómetro al final ya no es mi prioridad. Quizás esa es mi mayor diferencia, mis metas han cambiado. 10 años quizás no son tantos pero no puedo dejar de sentirme ya como una veterana a un lado de muchísima gente que admiro y que pasan a toda velocidad a mi lado.

Terminé este medio maratón en un tiempo de 2 horas con 15 minutos. El mas lento que he corrido, solo superado en lentitud por aquel medio maratón de Mexicali que corrí estando embarazada. Aquella vez hice 2 horas con 25 minutos y terminé feliz de la vida, orgullosa de mí y satisfecha.

Es ese sentimiento de satisfacción el que no ha cambiado. Los nervios y el entusiasmo previos a la salida son los mismos. El cúmulo de emociones que se viven a lo largo del trayecto son iguales. La alegría al ver y cruzar la meta es exactamente la misma. El gusto de saludar a mis amigos y amigas es el mismo. El cansancio que se disfruta cuando por fin paras, al final, es el mismo. Esta es la constante.

66860366_3409371085755213_1261743215539650560_o
Fotografía de Gabriel Ochoa

Cada una de estas experiencias suma.

Cada vez que sumamos crecemos.

Lo que nos hace crecer como seres humanos permanece con nosotros con el correr de los años.  Lo valioso permanece.

Me siento feliz de ser parte de esta comunidad sana y entusiasta. Sé que aunque mi vida cambie yo seguiré corriendo pues estoy convencida que los resultados realmente valiosos son los que no se ven.

Muchas felicidades a todos mis amigos y amigas que se dieron cita el día de ayer y con esta experiencia sumaron también autoconocimiento y momentos gratos a su vida. El reto es único para cada une de nosotres, les admiro.

Imposible verles a todas y todos pero desde aquí les mando un abrazo fuerte. :)

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s